Antes y después de un mueble de salón clásico

By febrero 03, 2017 , , ,

La cosa viene de lejos.

Verás, aunque con Jan,
nos complementamos muy bien en casi todo,
hay un punto en el que no coincidimos para nada.

Él es de blanco todo no,
y yo, soy la versión opuesta, blanco todo, o casi todo sí.

Nuestra nueva vivienda,
 nueva para nosotros claro, porque la construcción es de 1950,
nos conquistó por la amplitud del salón comedor.


Aunque desde un principio,
ya dejé ir alto y claro, que el mueble, la chimenea, los arcos...
quedarían perfectos en blanco, y aportarían más luminosidad.


Mi contrario, de estilo más clásico, o clásico absoluto,
"ipso facto" expresó su negativa rotunda,
se sentía muy cómodo en esa atmósfera.



Como había mucho trabajo que hacer,
y sabía que no lo iba a convencer fácilmente,
dejé correr el tema, pero fui maquinando una estrategia
para lograr salirme con la mía, jajaja.

El verano pasado, aprovechando unos días libres
de cargas familiares, y laborales,
como el que no quiere la cosa me presenté en casa
con un buen cargamento de pintura.

Le dije: "Solo voy a probar, a ver qué tal lo ves,
y si no te gusta, no tengo ningún inconveniente en quitarlo"
(¡mentira!, jajaja).

A mi el cambio me enloqueció,
(si te fijas pinté también el marco de la ventana).

¡Y por suerte a Jan también!,
¡qué alivio, y qué pequeño triunfo!.

Ganada una pequeña parte,
tocaba poder arrasar con el resto.....
Elegir el color del mueble, para mi no suponía ningún dilema,
ya sabes, blanco, y sin dudarlo, más blanco.

Pero ya que había logrado que Jan,
aceptara empezar con los cambios,
incluso motivarlo para que lo hiciéramos "fifty-fifty",


lo más correcto y justo por mi parte, 
era ceder en ampliar mi gama cromática más allá del blanco.

Después de enfrentarnos con la extensa carta de colores,
y ante la disyuntiva de acertar en la elección,
el resultado fue "ni pa ti, ni pa mi, ni blanco, ni negro", gris.

La pintura que usamos, es "pintura laca" con base agua,
no necesita protección, ni cera, ni barniz.

No tenía ni idea de su existencia,
hasta que este verano, fui a la tienda de manualidades y artesanía
donde trabaja Graciauna blogger encantadora y muy afable.


Al contrario que la chalkpaint, necesita una capa de imprimación,
pero con tan solo una mano obtienes un resultado perfecto.


En la chimenea tampoco logré que el blanco fuera
el ganador absoluto.

Y es que para el bien de una armoniosa,
sosegada y serena convivencia,
sí o sí, es necesario por ambas partes hacer concesiones, ¿no crees?.

Aunque sutilmente no pude dejar 
de poner mi punto y final.

Para muestra, el detalle del acabado
con pincel seco en blanco encima del gris.


Con el cambio, he logrado erradicar el desasosiego
que me producía a la vista tanto color oscuro.



Antes de editar el post, Jan, ha querido chafardear
de qué iba ¿y a qué no sabes qué?,
se ha quedado incrédulo de cómo podía gustarle el "antes",
con lo bonito que lo ve ahora. 

Será cuestión de aprovechar hoy que está tan contento y orgulloso
 con nuestra redecoración, para ver si cede, 
y acabar de hacer unas cuantas cosillas más
que llevo en mente, jijiji ¡seguiremos informando!.

Con este post participo en el Finde Frugal,
de MarcelaCavaglieri.

¡Muy buen  finde!

También te puede gustar

54 comentaris

  1. También me gusta el blanco en todo, proporciona amplitud, luminosidad y cualquier cosa que pongas luce mucho más. Tiene sus inconvenientes claro, se le nota más la suciedad y siempre hay que estar limpiando, pero aún así merece la pena. Tu casa ha quedado estupenda, nada tiene que ver el anterior mueble oscuro con la vida que le has dado al convertirlo en blanco. Ha quedado todo precioso, te felicito.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Preciosa como quedó tu sala! el blanco es limpio. puro... fresco... da amplitud... una eleccion buenisima! suerte que lograste convencerlo, el tiempo nos da la razon.. solo que a veces cuesta ir contra ciertas costumbres... el antes y el despues... y la maravillosa sensación de que te digan que tenias razon! Buen finde

    ResponderEliminar
  3. Anna menudo cambio ha dado tu salón. Es justo que Jan admita que está más luminosa y acogedora, en el fondo debe tener muy buena opinión sobre tus gustos y criterios a la hora de la decoración. Enhorabuena a los dos!!

    ResponderEliminar
  4. Hola Anna
    Me encanta el cambio.
    Más luz,más limpio mejor para el contraste de los detalles.
    Y que bien compartirlo y que le encante a tu marido.
    Yo en esto tengo manga ancha....hago sin decir nada y el conforme siempre con lo que he hecho.
    Antes cuando preguntaba siempre era un no la respuesta....pero si está bien! Que necesidad hay?
    Ahora lo pienso y lo hago me ahorro la negociación....jajaja y el encantado con todo lo que hago.
    El salón es amplio y ahora es mucho más acogedor
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. ¡Qué acierto, querida Anna!
    La única ventaja que le veo al antes es que son muebles realizados a medida para aprovechar a tope ese espacio pero el cambio de color lo ha mejorado cien mil veces.
    Ese gris suave con sus toques estratégicos de blanco amplía, ilumina, actualiza y aligera el espacio al mismo tiempo que has conseguido una gran armonía y sensación de calma.
    Felicidades por este trabajo: pesado y duro pero que ha tenido su justa recompensa en un salón absolutamente espectacular.
    Besos y a disfrutar mucho del finde.

    ResponderEliminar
  6. Menudo cambio! Ahora esta radiante!! Parece todo mucho mas grande y acogedor, creo que ahora Jan te hará caso siempre en cuanto digas alguna idea decorativa, solo le tienes que mostrar este post!
    Muchos besos!

    ResponderEliminar
  7. Bueno, menos mal que ahora Jan está contento. Es que mira que a veces les cuesta hacer cambios, no se parecen a nosotras que estamos cambiando siempre de sitio las cosas o cambiando de color y disposición los muebles, ¿que le vamos ha hacer? Son así.
    Pero menos mal que reconoce que el cambio a sido para mi, porque lo ha sido.
    Que curioso que hasta pintases el marco de la ventana.
    Esa pintura habra que tenerla en cuenta pues parece fácil de aplicar y sin no necesita ni cera ni barniz es todo una ventaja.
    Besos y buen finde

    ResponderEliminar
  8. Cuanta razon tenias en querer cambiarlo a blanco, a quedado todo lleno de luz y calidez, pero como he hiciste reir con lo de tu "estrategia" jajaja! Yo tambien ahorita tengo esos problemas con mi marido, porque aun no acabamos de decorar la casa y tengo ideas muy diferentes de como quiero que se vea todo, voy a probar tu estrategia, jeje!
    Bs!

    ResponderEliminar
  9. Hola Anna, recuerdo cuando nos enseñaste tu casa aún de mudanzas y te comenté que era como un lienzo en blanco. Qué curioso ahora has pintado tu lienzo de blanco y ha sido todo un acierto. El cambio es espectacular, la sensación de luminosidad y amplitud es enorme. Felicidades ! Un abrazo enorme. Bss

    ResponderEliminar
  10. Pero que liantas somos las mujeres, jeje!! Sea el color blanco o gris (claro), la verdad es que la casa ha ganado mucho en alegría y luminosidad, un ambiente mucho mas ligero, me encanta el cambio. Igual que me encanta ese sillón amarillo (te he dicho alguna vez que es mi color favorito??), y la colección de sifones que tienes. Gracias por invitarnos un ratito en tu casa.
    Petoneeets maca!!!

    ResponderEliminar
  11. Yo soy casi fanática del color, no lo puedo evitar, pero no del color marrón precisamente, al menos no en toda una estancia y, en este caso, tengo que decir que el cambio me parece un acierto, no hay color entre el antes y el después. Le has dado frescura, limpieza y le has quitado pesadez y años al salón, en mi opinión. Me gusta mucho como quedan las molduras y la ventana en blanco, todo tiene una continuidad muy agradable y el mueble es otro, así que tenías toda la razón.
    In beso grande, pasa un buen finde.

    ResponderEliminar
  12. Lo primer hem de dir que som súper fans del Jan! Això si que es un Sant i no lo,que hi ha a dins les esglésies jijiji!
    Lo millor quan li vares dir que faries una prova i si no li agradava ho treies,mareeeee
    Morim d'amor per el tot en blanc! Es marc de sa finestra,parets arc,quedam rendides als teus peus en veure sa feina tan guapa que has fet! I es resultat de revista "El Mueble"
    I es moble (que hi ha que veure lo lleig que era,tan oscur) ha quedat una "boisserie" o com es digui en francès, llueix cual ànec convertit en cigne!
    I es color gris-casi blanc genial! Tampoc hem provat aquesta miraculosa pintura!
    No aturis de pintar Anna! Ara estàs llançada i en ratxa! I el Jan dispost acatar es teus desitjos!
    Disfruta molt des capde guapíssima i Besadetes de totes dues

    ResponderEliminar
  13. ¡Ohhhh, dónde va a parar, Anna! ¡El salón ha ganado en todo! Luminosidad, amplitud, serenidad... En nuestra tierra decimos que más pueden dos tetas que dos carretas ¡y anda que no! Pero felicitarte por haberlo hecho tan bien, con paciencia y mucha mano izquierda te has metido a Jan en el bosillo... Habrás tenido un trabajo enorme, pero ahora lo disfrutaréis cada día.

    Un beso grande de las dos y feliz fin de semana

    J&Y

    ResponderEliminar
  14. El cambio es radical, los varones son muy necios después de cierta edad, así que hay que ir capeandolos y siempre se dan cuenta al ver el cambio que estaban equivocados, muy bonito Anna has ganado en armonía y tiene mucha mas claridad...ha merecido la pena todo el esfuerzo..un besin

    ResponderEliminar
  15. Hay que ver lo ladinas que podemos llegar a ser algunas veces jajajaja... cuánto le he reído Anna.
    Menudo cambiazo, guapa!!! La noche y el día. Está claro que el cambio a la claridad es apuesta segura.
    Hay algo que nunca entenderé, y es por qué los hombres se siguen empeñando en llevarnos la contraria... no les enseña la experiencia que al final siempre tenemos razón???? jajajajjaa
    Mi querida amiga, mi más sincera enhorabuena por el resultado de la renovación; la amplitud (aún más) y la claridad conseguidas son espectaculares.
    Un beso grande y feliz finde!!!

    ResponderEliminar
  16. Qué chulada!! Me encanta el blanco y más blanco, ha quedado genial

    ResponderEliminar
  17. Anna yo soy de las tuyas...Precisamente me acabo de cambiar el mueble del salón blanco total! Me encanta

    Un cambio el tuyo espectacular
    Es increíble como una misma estancia se puede transformar en otra completamente diferente con tan solo cambiar el color de cuatro elementos
    Felicidades
    "Nos vemos"
    Besos mil

    ResponderEliminar
  18. Un acierto el cambio de color, queda mucho mas limpio, luminoso, despejado,... yo también soy de "todo blanco" aunque siempre me gusta ponerme algún colorincho que destaque. Parece una casa preciosa ;)
    Besitos!

    ResponderEliminar
  19. Me encanta Anna. Yo también apuesto mucho por el blanco en decoración. Pero cómo hay gustos para todo, me han llegado a decir que el blanco es color de hospital ¿te lo puedes creer?
    Me alegro que Jan después de ver el cambio en el post no hay dudado de que está mucho mejor ahora.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  20. Menudo cambio,luz,blancura espacio......

    ResponderEliminar
  21. Querida mìa....Creo que todas hemos tenido ésta pelea, que dicho sea de paso, dura muy poco porque sabemos cómo llevárnosla a nuestro terreno. Decirte que ese bonito y amplio salón ha ganado mucho, muchìsimo. En luz, en amplitud, en belleza, en fin....En todo. De esto se deduce que TODO, O VASI TODO BLANCO, Si jajajaaaaaa.
    Un besito

    ResponderEliminar
  22. Menudo cambio Anna, y claro dirás ..si si ahora que lo veis en la foto todo hecho pero el curro imagino que ha sido mucho, pero una vez terminado y después de salirte con la tuya, sutilmente jiji....ha merecido la pena , te queda un salón expectacular, el blanco por supuesto le da luminosidad y elegancia y todo, me encantan los detalles que tienes como la máquina de coser, latas antiguas , globo terraqueo, yo también tengo mucho de estas reliquias en casa.
    En fin guapa, que me ha encantado y muchísimas gracias por enseñarnos tu espacio y tu intimidad.
    un besazo

    ResponderEliminar
  23. "El que la sigue la consigue" y tu lo has hecho tal cual jaja con pacencia...
    Ese salón ha ganado muchísimo en luminosidad antes estaba muy oscuro...Tanto trabajo ha merecido la pena porque el cambio es notable.
    Besos y buen finde

    ResponderEliminar
  24. Anna que cambio mas espectacular, me gusta mucho el blanco y en un salon tan amplio obtienes mucha luminosidad. El color del mueble un acierto total.
    Ya estoy deseando ver el resto.
    Besitos

    ResponderEliminar
  25. El salón en espacio y forma es muy bonito, además con una chimenea que me encanta, bien se merece el blanco para que resalte todo mejor, pero has hecho bien con pintar el mueble en el tono suave gris así contrasta con la pared, me gusta también el toque de pincel seco con que lo has terminado.
    Tu sigue convenciendo a Jan, que tienes mejor gusto.
    Besos

    ResponderEliminar
  26. ¡Qué buen cambio!!Puedo dar fe que tienes un salón comedor luminoso, bonito y muy acogedor. Jan es un bonachón y seguro que "te dejará" seguir dándole a la brocha y el pincel porque sabe que el resultado, si sale de tu mano, será un acierto. Un besito campeona.

    ResponderEliminar
  27. Menudo cambio Anna, mas luminoso y actual el espacio, como ha cambiado de opinion eh? jajajaja estos hombres, besos
    Tauro

    ResponderEliminar
  28. En realidad los colores oscuros empequeñecen las estancias, además de que dan más seriedad. El blanco ilumina y hasta parece que hay más oxígeno, jajaja, es más alegre y juvenil.Es bueno llegar a un ten con ten con tu marido, al fin y al cabo con él compartirás la casa. Lo mejor, Anna, es lo bien que te ha quedado, seguro que si lo pinto yo lo dejo hecho un desastre. Besitos guapetona.

    ResponderEliminar
  29. Anna dile a Jan de mi parte que siempre tienes razón, jajaja, desde luego habeis ganado en amplitud y luminosidad con este cambio y el blanco siempre queda guay.

    ResponderEliminar
  30. Jajajaja me he reído solo de verte disfrutando brocha en mano, aclarando color en la habitación. La verdad que antes era muy muy oscuro, a mi también me da agobio tanta oscuridad, pero mujer todo blanco...hasta l chimenea querías blanca? :O, jajaja, Santa bajará por ella inmaculado de limpito, jajaja. No, ahora en serio te ha quedado muchisimoooo mejor, pero ese gris clarito es fantástico también, aunque no sea blanco. No había oído nunca esa pintura, jeje, tendré que pedirte que tienda es esa que asesoran tan bien :P . Aleee pues a aprovechar para hacer algún cambio mas, jeje. Por cierto aplicaste pincel seco en todo el mueble??? que paciencia, mamma mía!!!!!
    Besote!!!!

    ResponderEliminar
  31. Jajajaj! Qué risa con tu post de cómo fuiste consensuando y ganando de a poquito el blanco. También me pasa, a mi marido le gusta la madera brillante en los muebles y a mí lo que tiene poco brillo o es opaco... y ahí estamos, yo siempre tratando de convencerlo!
    La verdad es que el ambiente ganó mucho con el blanco y el toque de gris en el mueble, quedó hermoso! Besos!!

    ResponderEliminar
  32. jajajajaja,pero qué arte tienes!! Qué risa con decir que estabas probando,claro-claro...jajaja,pero mira cómo te ha dado la razón,y siiii,el gris es una opción fantástica.
    Ayyy qué bonito ha quedado todo,cuánta luz!! y qué amplitud tenéis,es una maravilla.
    Qué acabado con el pincel seco,wooooow
    Muchiisimos besos,querida mia!! :)

    ResponderEliminar
  33. Me he quedado loca de lo que te atreves a hacer Anna, a mi nunca se me hubiera ocurrido pintar un mueble tan grande, el resultado es espectacular, ha ganado muchísimo el salón con esos colores claros, eres una artistaza y espero que Jan se fíe más de ti en decoración, está claro que lo bordas. Un beso grande

    ResponderEliminar
  34. Cambio total... mola mucho ese cambio, a mi me encata hacer las cosas yo misma, y ver como las cosas toman otro aspecto... saludines

    ResponderEliminar
  35. Un antes y un después super notorio. La verdad que muy buenas elecciones de color y efectivamente el 50% entre la pareja.
    Sabes coincidimos en el gusto por el color, aunque en nuestro caso nos hemos decidido por el crema, paredes, muebles, techo. Solamente en el baño y a manera de contraste un mueble color web guerra, al igual que el marco del espejo.
    Por supuesto el detalle de los ladrillo en tu chimenea le salio mucha personalidad.
    Un abrazo y feliz semana ;)

    ResponderEliminar
  36. Qué bonito todo!!! El cambio ha sido espectacular, todo más luminoso y amplio. mi marido me teme cuando me ve brocha en mano, jajajajaja11 después reconoce que todo queda mejor. En fin, preciosa, que me ha encantado y tomo nota de esa pintura que has utilizado. Un beso grande!!

    ResponderEliminar
  37. Qué maravilla Anna! Me alegro que primara tu opinión, ha quedado de maravilla! Ahora a disfrutar. Muchos besos y feliz semana, Chus

    ResponderEliminar
  38. Bueno guapa, evidentemente la prueba es la prueba jajaja. Jan no puede negarlo. Te saliste con la tuya y el salón ha ganado un montón. El resultado es precioso, luminoso y limpio. Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  39. Probando-probando..¡¡y dejando!! jaja Cómo somos las mujeres, eh! Ya os veo pintando el suelo también de blanco impoluto! La verdad que has dejado muy bonito y luminoso el salón, que lo disfrutéis mucho!! Un beso

    ResponderEliminar
  40. Fantástico cambio, me encanta el color que ha quedado ahora. Besos!!

    ResponderEliminar
  41. No se a quien felicitar primero: a vos por convencerlo o a Jan por reconocer que se ve absolutamente fantástico!!! El salón era lindo antes pero ahora es de revista anna!! qué haríamos sin el blanco my friend??? es adictivo pero por eso me gusta, porque todo el mundo debería ser lindo, luminoso y blanco como tu nuevo salón, que lo disfruten muchísimo!!

    ResponderEliminar
  42. Menudo cambio! Nos encanta, el resultado final tiene mucho carácter. Y el sillón amarillo, todo un acierto ^^

    ResponderEliminar
  43. Me encanta, menudo cambio ha pegado, más luminoso y más cálido. Tomaré nota de esa pintura porque yo quiero darle un aire nuevo a los muebles de la cocina.

    un besito
    Ana

    ResponderEliminar
  44. Menos mal que se impuso el sentido común ...ahora habéis ganado luminosidad y amplitud, incluso todos tus tesoros han tomado el protagonismo que merecen.

    Me gusta la forma en la que has llevado las negociaciones y que incluso tú contrario esté contento con el cambio, a mí me pasó algo parecido cuando cambié el mueble provenzal con pintura de tiza blanca , el mío lo que no quería es que me metiera en zafarrancho pero al final también reconoció el buen resultado , por cierto creo que esa nueva pintura tiene pinta de ser un gran descubrimiento, una sola capa sin barniz y cera es un chollo....con la de sillas que hay en casa de mi madre para arreglar....ya me informaré.


    BESOS ...Gracias por compartir....Espero que estés terminando de cambiar esas cosillas pendientes.

    ResponderEliminar
  45. Boquiabierta me he quedado. Espectacular, precioso, luminoso...Si al final... tenemos razón. Que disfrutéis mucho ese hogar construído con tanta ilusión. Bss

    ResponderEliminar
  46. Menudo trabajado. Merece la pena dedicar todo el tiempo y esfuerzo para conseguir el resultado que tenemos en mente. Por supuesto que hay que contar con la opinión de quien comparte con nosotros el día a día para que sea un lugar acogedor para ambos. Me alegro que se haya dejado llevar porque ha quedado precioso, nada que ver con la imagen del antes.
    besos.

    ResponderEliminar
  47. Mucho más fresco,más moderno y más lindo! la verdad que la madera oscura lo dejaba lúgubre,quedó genial ahora!

    ResponderEliminar
  48. Enhorabuena, Anna, por el resultado, por tu tenacidad y saber hacer en decoración y convivencia!!!!
    Qué espléndido salón <3

    ResponderEliminar
  49. Hola Anna! Menudo cambio, no me extraña que Jan al final diera su brazo a torcer, si es que queda mucho mejor!!
    Ah, Oye! No veas que ilusión me hizo ver que te mencionan en la revista MiCasa de Febrero, vi la foto sin leer el texto y pensé...a mí esto me suena! Y claro cuando lo leí me llevé un sorpresón. Me alegro un montón! ;)
    Bsos
    Leo

    ResponderEliminar
  50. Está genial! Desde luego tiene otro aspecto! Soy de las tuyas...Jeje, me gusta mucho las estancias en colores claros, se consigue una atmosfera muy agradable, es súper importante sentirse agusto! Te entiendo porque a mi me pasó igual con una casa que compré, los muebles tan oscuros se me venían encima y me sentía agobiada.
    Buen trabajo!!!
    Eva (el arte para contarte)

    ResponderEliminar
  51. para este trabajo sobran las palabras ante un trabajo de esta categoria,espectacularmente hecho y con un resultado inmejorable.
    Ami me encanta y desde luego tu salon ahora esta lleno de vida
    Un abrazo y felicitaciones,eres grande

    ResponderEliminar
  52. Falto yo , que soy una tardona. Joder, que curro Anna, te ha quedado de lujo, le has dado una luz increíble. Me encanta. Un besazo guapa mía.

    ResponderEliminar
  53. Como me había perdido yo esto! El cambio es espectacular! Me requeteencanta!

    ResponderEliminar
  54. También me gusta el blanco en todo, proporciona amplitud, luminosidad y cualquier cosa que pongas luce mucho más. Tu casa ha quedado preciosa.. nada tiene que ver el anterior mueble oscuro con la vida que le has dado al convertirlo en blanco. Ha quedado todo precioso, te felicito.

    ResponderEliminar